CABRAS 

Como en la antigüedad, las cabras, extremadamente frugales, suministran leche para la producción del mundialmente famoso queso de cabra de Fuerteventura y se mantienen en parte en granjas o semisalvajes. Cada cabra, incluso las que parecen salvajes y que a menudo se ven pastando al lado de los caminos, tiene su dueño. Una vez al año estos caprinos son conducidos conjuntamente por los ganaderos de las llamadas "apañadas", los descendientes son asignados al propietario respectivo, se les proporcionan las marcas auriculares adecuadas y luego son liberados de nuevo para el pastoreo.


1/5